NANA DE LA LUNA


domingo, 6 de enero de 2013

Entre Reyes queda la cosa


  

Entre Reyes queda la cosa

En su origen, el tradicional roscón de Reyes no tenía nada que ver con tal día, ni siquiera con la Navidad, es más, ni siquiera con los niños, remontándose a la época romana, en concreto a unas fiestas, Las Saturnales, o “fiesta de los esclavos” que se celebraban a mediados del mes de diciembre en honor al dios Saturno, Dios de la agricultura, y lo que se celebraba era el fin del período más oscuro del año, luego llegaban la “fiesta del Sol” hasta final de mes, en que celebraban el nacimiento del nuevo período de luz, coincidiendo con la entrada del Sol en el signo de Capricornio (solsticio de Invierno), era el periodo que significaba el final de los trabajos del campo, finalizada la siembra de invierno, los campesinos, incluidos los esclavos tenían tiempo para descansar y reponerse del esfuerzo y se les premiaba con unas tortas redondas, hechas con higos, dátiles y miel que también se repartían entre los pobres.

En las tortas, se escondía un haba seca que representaba la prosperidad, quien la encontraba, si era esclavo, quedaba libre ese día, además de pasar a ser tratado como un rey.

Actualmente la tradición ha variado de la siguiente manera: La persona que recibe en su pedazo de Roscón la figurita, tendrá suerte durante el año nuevo, ya que los Reyes Magos le conceden protección, de la misma manera será coronada y disfrutará del tratamiento y privilegios de Rey durante toda la jornada. En cambio, el que recibe el haba tendrá que pagar el postre.

Pues nunca, a mi entender fue más acertado el azar.
Cada año y simbólicamente por aquello de que no les conviene tomar azúcar a los perros, Alby, nuestro ángel peludito participa del ritual del roscón de Reyes y le damos un trocito del tradicional pastel. Pues le tocó el Rey, de manera que sin dudarlo un instante y con aclamación popular por el merecido nombramiento cósmico, procedimos a su coronación.

Habitualmente es tratado como un Rey, como el Rey de la casa, pero hoy lo hemos tenido en cuenta especialmente.
Estamos seguros de que sería un monarca excepcional, todo un ejemplo a seguir por algunos. No se le subió a la cabeza el cargo, acompañó a su pueblo con diligencia y ternura durante todo el día, dando muestras de su exacerbada nobleza y amor incondicional como siempre a sabiendas de que ser Rey es un privilegio y una oportunidad de servidumbre que ha de llevarse a cabo con sabiduría y la colaboración de todos.

Que todo en esta vida es mudable y que somos susceptibles de pasar por todas las experiencias por lo que estemos donde estemos en cualquier momento y lugar nuestra obligación es hacer lo que nos corresponda de la mejor manera posible y una vez llegado el momento de pasar a la experiencia siguiente con toda la aceptación del mundo le cedemos el lugar a quién nos sustituya para seguir creciendo.
Por eso no encontrábamos esta tarde su coronita, hasta que nos la devolvió, sacandola de entre los tesoros encondidos en un ricón de su caseta.
Estoy segura de que se enteró de las reglas del juego y de que le gustó.

Me pregunto que pasará el año que le toque el haba.

                                                           Teresa Delgado © 2013

Safe Creative #0911260084719

HISTORIAS PARA CAMBIAR EL MUNDO 2012

Teresa Delgado en " LA VOZ HISPANA DE NEW YORK"

Entrevista realizada por la columnista Zenn Ramos en la Pag.23 de la sección: Oteando sobre Arte,cultura y poesía del periodico "La voz hispana de New York.

Historias para cambiar el mundo

VOLEM VERSOS



Open publication - Free publishing - More versos

"El árbol y los libros" Teresa Delgado (Pags 36-37)

Ilustración: Gozia Mosz il.

Biblioteca Pública Concentaina


Cuentacuentos Barlovento La Palma

La noche de las letras ( Cuento corto: "¿Jugamos?" pag 38-39 )

Quizá solo quizá, ya los sueños sean más importantes que los proyectos, las casas se puedan comenzar a fabricar por los tejados, los búhos no lo sepan todo y decidan empezar a doblegar sus egos y las hormigas puedan jugar con los osos hormigueros.

21 de Junio 2012, contando para cambiar el mundo