NANA DE LA LUNA


lunes, 8 de octubre de 2012

MAR DE NUBES


Nubes mágicas



Amo recordar las maravillosas anécdotas que aún hoy me regala mi hija. Pero cuando de pequeña era especialmente prolífera en ellas. Guardo como un regalo un delicioso recuerdo de uno de nuestros viajes desde la Isla de Gran Canaria a la de La Palma,  cuando ella tenía unos cuatro años. Siempre que me viene a la memoria no puedo evitar sonreír con una de esas sonrisas que te ilumina el alma.
Isis, estuvo durante los aproximadamente  55 minutos que dura el vuelo, observando  el paisaje de detrás de la ventanilla del avión y viendo como  las nubes quedaban, primero sobre nuestras cabezas, luego envolviendo el artefacto alado y finalmente debajo de él.
Quedó maravillada cuando el avión entró a las mismísimas entrañas de aquel bellísimo mar de nubes y posteriormente cuando volamos por encima de él dibujando sombras para finalmente  realizar el proceso a la inversa.
Ella, particularmente curiosa, no paraba de hacer preguntas, ya había viajado unas cuantas veces en avión pero aún le quedaban dudas aeronáuticas, físicas y yo diría que hasta cuánticas.
    ¿Por qué se mantiene un avión en el aire mamá? ¿Y por qué los humanos no podemos hacerlo sin avión? ¿Se pueden romper las nubes? ¿Cómo se llaman esas cosas que están dando vueltas debajo de las alas?  ¿El tiempo va más rápido cuando vuelas en un avión?...
Yo que, por otra parte, estoy muy habituada a escuchar a los niños, nunca me canso de sus ocurrentes preguntas y mucho menos de las respuestas a las mismas si les das la oportunidad y un poco de tiempo para que elaboren sus propias conjeturas. Estas, teñidas de su maravillosa creatividad e imaginación me parecen auténticas genialidades,  de manera que los viajes con Isis me resultaban particularmente entretenidos y divertidos y aún hoy continúan siéndolo.
Cuando aterrizamos en el aeropuerto de la Palma aquel luminoso día de verano, la niña en un acto totalmente espontáneo, abordó a la azafata diciéndole:
   Por favor nena, felicite al chofer de mi parte.
 — Por supuesto mi niña. ¿Por el buen aterrizaje?-  Respondió la azafata.
    No, felicítelo porque no se le enredó ni una nube  - Y sin pestañear a la hora de usar su recién estrenada palabreja, añadió-   en las tuNbinas...
Salimos de aquel avión ATR72 en volandas de las risas de los pasajeros que escucharon la ocurrencia, después de pasar por cabina ante la solicitud expresa del “CHOFER” del avión.






Teresa Delgado © 2012



Safe Creative #0911260084719

HISTORIAS PARA CAMBIAR EL MUNDO 2012

Teresa Delgado en " LA VOZ HISPANA DE NEW YORK"

Entrevista realizada por la columnista Zenn Ramos en la Pag.23 de la sección: Oteando sobre Arte,cultura y poesía del periodico "La voz hispana de New York.

Historias para cambiar el mundo

VOLEM VERSOS



Open publication - Free publishing - More versos

"El árbol y los libros" Teresa Delgado (Pags 36-37)

Ilustración: Gozia Mosz il.

Biblioteca Pública Concentaina


Cuentacuentos Barlovento La Palma

La noche de las letras ( Cuento corto: "¿Jugamos?" pag 38-39 )

Quizá solo quizá, ya los sueños sean más importantes que los proyectos, las casas se puedan comenzar a fabricar por los tejados, los búhos no lo sepan todo y decidan empezar a doblegar sus egos y las hormigas puedan jugar con los osos hormigueros.

21 de Junio 2012, contando para cambiar el mundo